Artista
María de Las Mercedes Fernández Barbao.

Fecha
02 Abril 2018
al 30 Abril 2018

Revistiendo de Esplendor

Técnicas de abalorios y telas sobre el estampado de imágenes religiosas.

La exposición que presenta la Señora María de las Mercedes Fernández Barbao, es el fruto de un trabajo donde se unen técnica, arte, meditación y paciencia. Comenzando como alumna en el taller “Vistiendo la Virgen” de la profesora Cristina Vallejos, en Santiago, Flori, como todos la llaman con familiaridad, comenzó este aprendizaje llegando a desarrollar estas diversas obras cuya belleza radica en el esplendor de los revestimientos que cubren las estampas sagradas.

Los diversos trabajos expuestos, se basan sobre la técnica de revestir el estampado de una imagen religiosa con abalorios o pedrerías, como también con telas y joyerías, usando diversas formas de aplicación que permitan estructurar los volúmenes de la pintura.

La mayoría de las imágenes estampadas corresponden a la Virgen María y forman parte del patrimonio artístico religioso bizantino, caracterizado por la exuberancia del color y aplicaciones. El “ícono” buscó materializar en la pintura la divinidad, como una forma a través de la cual se manifiesta y se entra en contacto con lo trascendente. De allí su condición sagrada y la actitud reverente de la persona ante la imagen. La abundancia del dorado, piedras preciosas y colores nobles, constituyen la representación del esplendor de lo sagrado. El arte cristiano, tanto su vertiente de Oriente como Occidente, expresa a través de los colores, posturas, vestimentas, diademas, aureolas, etc., lo que significa la gloria de Dios. Es principalmente en la imagen de Cristo y de la Virgen, donde sobreabunda esta expresión de belleza en formas y colores que hablan del esplendor de una presencia divina cuya plenitud sobrecoge y seduce a la humanidad.

Los trabajos que se presentan siguen la lógica de mostrar a través del “revestimiento” el esplendor divino contenido en las formas artísticas que sobreabundan en detalles en las imágenes de Cristo, la Virgen los ángeles y los santos. Siguiendo las líneas de las pinturas, Flori, va colocando pequeños rosetones de terciopelo, mostacillas, piedras de joyería, etc., generando una belleza exuberante y cautivadora de la luz y del espectador. Las diversas formas de guardas y telas que acompañan la mayoría de los trabajos, forman parte de esa misma expresión que busca revestir de esplendor la imagen sagrada y hablar en el lenguaje de la belleza de la plenitud de Dios.

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Museo Surazo
Desarrollado por Agencia Clever Digital